Embarazo y Alimentación de Verano.

0

Embarazo y Alimentación de Verano.

 

Durante todo el embarazo es importante mantener una alimentación balanceada que aporte la energía y los nutrientes que necesita mamá para mantenerse sano y el bebé para continuar su desarrollo. Y dado que en verano hace más calor es más frecuente que mamá pierda agua y corra el riesgo de deshidratarse, por lo que es necesario hacer algunos cambios en la dieta regular. Por ejemplo, incrementar el consumo de agua directamente y a través de los alimentos y las bebidas refrescante.

Es recomendable consumir más frutas como: manzana, uva, melón, sandía, lechoza, naranja, fresa, kiwi y piña; y vegetales como: brócoli, lechuga, tomate, rucula, aguacate, pepino, apio, espinaca y pimientos que aportan buena cantidad de agua y otros nutrientes importantes. Otros alimentos que resultan refrescante son: yogur, queso fresco, auyama, pollo, pescado, gelatina y coco fresco. Además es importante que los alimentos consumidos requieran poca cocción  y se sirvan a temperatura ambiente. Evitar las preparaciones con mucha sal, grasas saturadas y azúcares refinados también ayuda al organismo a mantenerse hidratado y relajado.

Una buena hidratación durante el embarazo es importante para mantener un buen volumen de líquido amniótico, la presión arterial estable, reducir los edemas, evitar los dolores de cabeza, disminuir el riesgo de infecciones urinarias, regular la digestión y la temperatura interna y mejorar la circulación sanguínea. Todas las buenas decisiones que mamá tome en su alimentación diaria mantendrá a su bebé sano y feliz.

 

 

Share.

About Author

Leave A Reply