Los Conflictos Madre-Hijos: ¿dónde encajamos los papás?

0

Los Conflictos Madre-Hija: ¿dónde encajamos los papás?

 

¿Qué debemos hacer los papás cuando las madres e hijas pelean o discuten? (intervenir, quedarnos quietos, escuchar, ofrecer soluciones, salir corriendo, servir de árbitro)

Los conflictos entre madres e hij@s pueden ser una fuente de gran tensión para los papás, ya que en presencia de este desacuerdo, ambas partes podrían estar buscando de nuestra opinión para que sirva de “desempate”.

En la mayoría de los casos, es preferible que tanto la madre como el padre estén en la misma página, y de no ser así, el padre debe tratar de no mostrar su desacuerdo con la madre delante de las hij@s. En otras palabras, debemos tratar de no desautorizar a nuestras esposas,  ya que esto crearía un precedente y en lo sucesivo, nuestras hijas desestimarían por completo las opiniones de la madre en favor de la opinión del padre.

 

Nuestra función en conflictos de este tipo debe ser de mediador. Solicitemos escuchar ambas partes, y repitamos lo que cada una nos plantea. Podemos hacer el intento de que cada una de ellas entienda la posición de la otra, al tiempo de mantenernos neutral en el conflicto. Esta actitud, además de ser la correcta, servirá para mostrar a nuestras hijas la importancia de sentarse a escuchar y analizar, en contraste a responder y reaccionar impulsivamente.

Podemos incluso, llegar a ofrecer a nuestros hij@s escuchar su posición en una conversación privada en su habitación o a solas en cualquier lugar de la casa; incluso podemos salir a dar una vuelta con ell@s. Sin embargo, nuestra lealtad de todas formas debe ser con nuestras esposas, aunque no estemos 100% de acuerdo con ellas. Tal como mencionamos, hablar sobre este desacuerdo debe hacerse fuera de la presencia de los hij@s. Si logramos convencer a nuestras esposas de “ceder” algo de terreno, la noticia debe venir de la madre misma, no de nosotros. De esta forma evitaremos el “papi, ve habla con mami” siempre que ell@s quieran salirse con la suya.

Es importante que nuestros hij@s se sientan escuchadas, y que las decisiones o resoluciones no son producto de abuso de poder de ambos padres. Si nosotros decidimos respaldar abiertamente la posición de la madre, nuestras hijas deben tener bien claro el porqué estamos tomando esa posición.

En definitiva, debemos ser bien cuidadosos en estos conflictos, entender la situación, escuchar ambas partes, y ser lo suficientemente juiciosos como para llegar a la solución que más convenga como familia, sin que se vea como favoritismo hacia un lado o el otro.

Fuente:

www.beliefnet.com

Share.

About Author

Yadhira Pimentel

Soy Yadhira Pimentel y me confieso apasionada hasta los huesos de la maternidadad, disfruto mucho mi rol de madre, esposa, hija, mujer, emprendedora y más.

Leave A Reply